Subir
idiomas

Correo electrónico

Correo electrónico (mailing): La consulta psicológica a través del correo electrónico (mailing), es un claro ejemplo de comunicación “asincrónica”, en la que los contactos se realizan en diferido, sin ne­cesidad de que paciente y terapeuta deban conectarse al mismo tiempo. En esta mo­dalidad, lo más frecuente es que se ofrezca asesoramiento o consejo psicológico (counseling), y no suele dispensarse un tratamiento estructu­rado (Tratamientos basados en la evidencia). Paciente y terapeuta se comprometen a contestar en el plazo de 24 o 48 horas. “Es un modo útil para que el paciente obtenga en un periodo breve de tiempo el punto de vista de un profesional, que puede ayudarle a resolver su problema”. El contacto por e-mail permite elaborar los contenidos de forma más reflexiva por ambas partes, ya que pueden expresarse emociones, estados de ánimo o describir si­tuaciones de forma precisa, en el momento en que cada parte lo desee y dedicándole el tiempo y la extensión que se considere.