Subir
idiomas

Trastornos Psicológicos

Depresión

¿Qué es la depresión?

El sentimiento o emoción más característico de la depresión es la tristeza que se experimenta de forma continua e intensa; de tal manera que este estado de ánimo parece que no va a acabar nunca y además impide funcionar adecuadamente, interfiriendo en su calidad de vida.

A la tristeza se puede unir una sensación de vacío, de abatimiento o infelicidad. Es como si se hubiera perdido la alegría o la capacidad de ser feliz. A veces el sentimiento que la persona experimenta es de irritabilidad, de estar muy sensible a todo lo que le rodea (cualquier cosa que ocurra afecta de forma importante), reaccionando bien con brusquedad, bien con llanto a lo que le sucede.

La persona además experimenta una falta de motivación para llevar a cabo las tareas más simples; puede sentir que ha perdido el interés por cosas que antes le gustaban, que le hacían sentirse bien. O incluso, puede pensar que es del todo incapaz de hacerlas.

La persona que sufre depresión se caracteriza por tener pensamientos básicamente de inutilidad y/ o culpa (por ejemplo: 'soy un fracaso', 'soy torpe', 'soy un inútil', 'no sirvo para nada'). Pensamientos que ocupan gran parte del día, y que son difíciles de controlar. A estos, se le unen en ocasiones pensamientos sobre la muerte que pueden variar, desde la creencia de que 'los demás estarían mejor si no estuviera', hasta 'mi vida no tiene sentido', ' he de hacer algo para terminar con este sufrimiento', hasta incluso referidos al propio hecho de terminar con su vida, planificar la forma de hacerlo, o intentarlo.

Otros síntomas característicos de la depresión son las alteraciones del sueño. Por ejemplo, problemas para conciliar el sueño, o despertarse durante la noche y tener problemas para volver a dormirse, despertarse demasiado pronto de forma súbita y repentina. Si bien, en algunas ocasiones las personas deprimidas se quejan de exceso de sueño.

La fatiga, el cansancio y la falta de energía son también habituales, incluso el menor trabajo parece requerir un gran esfuerzo. Además, el apetito y el peso pueden verse alterados. También puede haber otros síntomas motores, desde la agitación, en que la persona tiene dificultades para permanecer sentado, hasta el enlentecimiento motor (bajo volumen de la voz, movimientos corporales lentos, etc.). Muchas personas manifiestan que tienen dificultades para pensar, mantener la concentración a lo largo de una tarea (p. ej. leer un libro), o tomar decisiones.

Puede ser que estés leyendo estas líneas porque te identificas con las descripciones que se han ofrecido del problema. Si crees que presentas este problema, acude a un profesional que te asesorará para que puedas decidir si quieres recibir tratamiento.

AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios, recoger información estadística y personalizar publicidad. Puede obtener más información sobre las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies. Aceptar